Saltar al contenido

Los efectos secundarios si mezclas dos vacunas, como sucederá pronto en España

mayo 14, 2021

Sanidad tiene que tomar una decisión con los dos millones de españoles que esperan la segunda dosis de la vacuna de AstraZeneca. La Comisión de Salud Pública tiene varios estudios encima de la mesa y ya habría tomado una decisión, que comunicará la semana que viene: estas personas recibirán la segunda dosis de Pfizer.

Las autoridades sanitarias consideran que mezclar AstraZeneca y Pfizer es la mejor solución. Un estudio revela que los efectos secundarios leves y más comunes, como la fiebre, los dolores musculares y la fatiga pueden llegar a triplicarse al combinar las vacunas de AstraZeneca y Pfizer. Pero el mismo estudio señala que estos efectos secundarios no son graves, y se alivian con paracetamol. 

La aparición de reacciones graves en personas vacunadas con AstraZeneca llevó a suspender y reformular la estrategia de vacunación. Entonces, investigadores del Reino Unido pusieron en marcha un estudio para analizar las consecuencias de mezclar vacunas. El director del ensayo Com-Cov lo explicaba así: «Si podemos demostrar que que estos planes de combinación generan una respuesta inmune tan buena como las estrategias normales y sin un aumento significativo de las reacciones, podría permitir que más personas completaran la inmunización contra el coronavirus en menos tiempo».

De momento se han publicado los resultados preliminares. Lo primero que se observa es que cada vacuna presenta unas reacciones diferentes, con diferente intensidad. En AstraZeneca, la mayoría se producen con la primera dosis, mientras que con Pfizer aparecen sobre todo con la segunda. Pero lo más significativo es que los efectos secundarios se multiplican cuando se mezclan las dos vacunas.

Reacciones más comunes

La reacción más común en este caso es la fiebre: el 41% de los participantes que recibieron las dos vacunas tuvieron fiebre, aunque ninguno de ellos muy alta. Esto supone tres veces más que los que recibieron solo la vacuna de AstraZeneca. Además, los casos de fiebre fueron más en los vacunados primero con Pfizer y luego con AstraZeneca, que en los que recibieron primero AstraZeneca y luego Pfizer. En ninguno de los casos, la fiebre subió más de los 39 grados.

En cuanto a los dolores de cabeza, muscular o articular, las personas que mezclan vacunas tienen el doble. También sucede con los escalofríos, el malestar general o la fatiga, aunque con menos casos. Sobre el dolor en el brazo, se mantiene igual en todos los casos, y tampoco varía la incidencia de efectos secundarios poco comunes como náuseas y diarrea.

Lo importante de este estudio es que la mayoría de los efectos secundarios registrados al combinar las dos vacunas son leves, y en ninguno de los casos necesitaron hospitalización. Finalmente, el ensayo recomienda tomar paracetamol para aliviar los síntomas, ya que a la mayoría de los participantes les sentó bien.

«Los resultados de este ensayo apuntan a que mezclar dosis podría aumentar las personas que no irán a trabajar al día siguiente de la inmunización», asegura el coordinador del estudio, pero matiza que no han hallado ni un solo caso de efectos secundarios graves, como trombos o reacciones alérgicas. El ensayo se ha realizado en mayores de 50 años, así que no se puede asegurar lo mismo para personas fuera de esa franja de edad.

España, más cerca de combinar vacunas

España sigue adelante con su plan de vacunación, y en el Gobierno confían en poder llegar al 70% de personas vacunadas a finales de agosto. Encontrar una solución para las personas que esperan la segunda dosis de AstraZeneca es fundamental para acelerar el ritmo, ya que supondría acabar de cubrir la protección de dos millones de españoles. Por eso, Sanidad ha tomado la decisión de combinar AstraZeneca y Pfizer.

La decisión se comunicará la semana que viene. Mientras tanto, España también ensaya la combinación de vacunas en el estudio CombivacS. Los primeros resultados se publicarán la semana que viene, según ha avanzado el Instituto de Salud Carlos III. El ensayo cuenta con 600 participantes, y analizará las posibles reacciones adversas en las personas que primero recibieron AstraZeneca, y ahora recibirán Pfizer.